Publicada en

Ideas para organizar los juguetes en casa

Hoy os proponemos unas ideas para organizar los juguetes en casa ya que seguro que estáis cansados y cansadas de llegar a casa y encontrar sobre la cama juguetes, ropas,  y  el suelo lleno de pegatinas, hojas de papel y lápices… Etc.

La llegada de un niño al hogar lleva implícita una nueva organización del hogar. La organización y orden de los juguetes es algo que muchas veces resulta complicado, ya sea por falta de espacio, acumulación de excesivos juguetes, desorganización de los niños, etc…, es una tarea que no gusta demasiado a los niños y niñas, y que muchas veces pasa a los mayores.

Desde el primer momento en que los pequeños adquieren cierta autonomía (dos o tres años), es recomendable enseñarles a mantener el orden en sus cosas y facilitarles el máximo posible la labor. Esto resultará muy beneficioso no solo para sus padres, sino que también para ellos.

Se Recomienda enseñar a los pequeños a ser ordenados con tranquilidad y darles el tiempo necesario para que aprendan. El objetivo es que el niño sienta la seguridad de poder controlar lo que es suyo, sin depender de personas que buscan los objetos que él no encuentra o que le regañen por no recogerlos.

Algunas claves:

– Establecer un lugar para cada cosa.

– El cuarto debe estar pensado para que el pequeño pueda ordenarlo y no lo tengan que hacer otras personas por él.

Los libros a la vista. Una forma de evitar que los ejemplares se desordenen mientras incitamos a la lectura entre los pequeños es colocar los libros que más leen en expositores accesibles en su rincón de lectura. Con unos sencillos listones de madera se puede configurar un bonito rincón de cuentos que siempre tendrán a la vista.

– A la hora de invertir en el mobiliario infantil es conveniente buscar soluciones 2×1, que sirvan a su propósito original, y que a la vez podamos utilizarlos para esconder desde piezas sueltas de LEGO hasta la ropa de cama. Un ejemplo muy habitual son las camas nido, con dos camas en una para niños que comparten habitación, o las camas con espacio de almacenaje en la estructura inferior, además de las mesas plegables con una estantería interior, o las banquetas y bancos que sirven lo mismo para sentarse que para esconder en su interior un pequeño ‘cofre’ con juguetes.

– Amacenaje kid-friendly. Si vas a almacenar los juguetes en cajas apilables, puedes proponer como manualidad crear letreros con el nombre de cada caja, con letras, dibujos o fotos, que indiquen exactamente el tipo de juguetes que irán guardados en su interior.

A continuación os mostramos algunas ideas encontradas en Pinterest:

Organización

 

Organización

 

Organización juguetes

 

Organización juguetes

 

Organización juguetes

 

En nuestra tienda también podéis encontrar la maravillosa manta de juegos que se convierte en saco quedando todos los juguetes bien recogidos en su interior:

Ideas para guardar juguetes

Lo podéis comprar aquí.

Esperamos que os haya gustado y os hayamos dado unas ideas para mantener en orden vuestros hogares.😜

 

 

 

 

 

Publicada en

Cómo estimular el desarrollo del bebé

El cerebro del bebé es una esponja. Para aprender solo necesita que le ofrezcamos la posibilidad de experimentar y por eso, en Dilin-Dalan  os vamos a guiar un poco para ayudar a estimular el desarrollo del bebé.

Si bien no hay que esperar mucha interacción con un recién nacido, hay muchas cosas divertidas que se pueden hacer juntos. Desde el primer día, el bebé está interesado en lo que sucede a su alrededor. Dentro de su cabeza, hacen conexiones y la información está siendo procesada y clasificada.
Hay que tener en cuenta que cada niño es único y diferente, y es algo que debemos tener muy en cuenta a la hora de estimularle. El bebé deberá vivir libremente esta experiencia y no como una obligación.

Jamás se deberá forzar al niño a que haga alguna actividad para la que él no esté preparado ni suficientemente estimulado.

El bebé debe sentirse libre y motivado para mantener siempre una buena autoestima durante todo el proceso de aprendizaje.

 

Estimular al bebé de 0 – 6 meses. 

En esta etapa la clave es captar sus sentidos: el tacto, la vista, el olfato y el oído. Hacia el final de su primer trimestre de vida, podrá extender los brazos, tratar de agarrar objetos y quedará fascinado por los sonidos, los olores y las formas.

  • Música y baile. Coloca música suave y con tu bebé en brazos baila siguiendo el ritmo de la melodía. Más adelante notarás que los movimientos exagerados y graciosos divierten a los bebés.
  • Con elementos de la casa. Las primeras etapas de juego con tu bebé consistirán principalmente en mostrarle elementos, cuanto más coloridos mejor y si hacen algún sonido mucho mejor.
  • Leer. No esperes que tu bebé “entienda” los libros a esta edad. Pero le interesará escuchar tu voz con diferentes tonalidades. Más adelante se sentirá atraído por ver las imágenes del cuento.
  • Telas y texturas. Despliega sobre su cara, manos y pies, las telas suaves o sedosas. En unos pocos meses, tu pequeño querrá poner sus manos sobre cualquier cosas que llame su atención. Pero por ahora, seguramente se conforme sólo con contemplarlas maravillado.
  • Móvil casero. Ata o pega con cinta adhesiva en una cuchara de madera algunos recortes de tela, lana u otro tipo de cintas que llamen la atención y muévelos delicadamente por encima y por delante de la cara de tu bebé.
  • Cantar. Aprende algunas canciones infantiles pegadizas y canta a todo volumen. No importa si afinas y si llevas el ritmo, a esa altura, a tu bebé le gustará cualquier cosa que hagas.
Estimular el desarrollo del bebé
Imaginarium experience

 

Aprender a hablar

Algunos consejos que puedes seguir para conseguir que hable mejor:

  • Hablar con el niño a menudo, ya desde sus primeras semanas de vida, empleando frases afectuosas y nombrando los objetos que utilizas para cuidarle.
  • Anímale a expresarse, aunque sea a base de balbuceos. Deja que grite de alegría y que pronuncie las sílabas que, a partir del sexto mes, emite como respuesta cuando oye tu voz. Estimúlale hablándole y animándole a responderte.
  • Emplea un lenguaje sencillo y claro, evitando los términos inventados y mal pronunciados (como guauguau, en lugar de perrito; chicha para la carne u otros…). Debes enseñar al niño a hablar un lenguaje correcto.
  • Ayuda al niño a pronunciar bien las palabras. Repite de manera correcta las palabras y expresiones que pronuncie mal, pero procurando no humillarle ni burlarte de su error.
  • Lee al niño cada día un cuento o cántale una canción.

Aprender a caminar

  • Estimular todos los intentos de mantenerse de pie y caminar:Deja al bebé apoyado en una cama o una silla firme y llámalo de desde más lejos mostrándole su juguete favorito.  A medida que va dando pasos incentívalo y apláudelo.
  • Aprender a ponerse de pie sin apoyos: Coloca a tu lado un banco o una caja de unos 20 cm de altura y coloca un juguete encima de él.  Una vez que ha gateado hacia el banco, aprenderá a apoyarse en él arrodillándose inicialmente y luego se pondrá de pie para alcanzar el juguete que le ofreces.
  • Una buena idea es enseñar al niño que abra cajones.

No hay que forzarlo nunca, ya que cada persona tiene su ritmo y tampoco debemos compararlo con los demás.

 

 

Consejos de estimulación temprana de los bebés

1. Respetar el tiempo de respuesta del bebé. Elige un momento tranquilo para jugar con él. Evita jugar cuando notes que él está cansado y sobrecargarlo de tareas y de estímulos.
2. Elije objetos agradables al tacto, al oído, al paladar, y que sean, claro, seguros.
3. Los juegos deben ir acompañados por canciones, palabras y sonrisas. De cariño y dulzura, también.
4. El juego tiene que ser algo placentero, para los dos.
5. Aprovecha el momento del baño para dar un masaje.
6. Usa la música mientras en el coche o en casa.
7. Enséñale libros. Si es un bebé, hay libros de tela, de plástico, con olores y distintas texturas.
8. Cuenta cuentos antes de dormir.

 

Enlacess de interés:

Estimula el desarrollo de tu bebé

Juegos para estimular a tu bebé

 

 

Fuente:

www.guiainfantil.com

 

Publicada en

¿Cómo elegir juguetes seguros?

En estas fechas muchos y muchas optamos por regalar juguetes a los pequeños de la casa, pero a la hora de comprar siempre nos surgen dudas; ¿Son seguros los juguetes que vamos a comprar?

Jugar es una de las actividades más significativas de la infancia. A partir del juego el niño toma conciencia de sí mismo y del mundo.
Los juegos y juguetes tienen un papel importante en el desarrollo de la personalidad de los niños y niñas, facilitan el proceso de socialización y favorecen el desarrollo afectivo, motor e intelectual y la integración social.
Padres, madres y educadores somos responsables de proporcionar a nuestros niños y niñas los juguetes que necesitan y asegurarnos de su idoneidad y seguridad.

Es necesario seguir algunos consejos cuando vamos a comprar juguetes para que estos sean seguros,  a continuación os ofrecemos algunas recomendaciones de seguridad que debéis tener muy en cuenta a la hora de comprar:


Características

Los juguetes deben contar con algunas características.

– Las etiquetas que presentan los juguetes. Tienen que llevar: la marca “CE” de manera obligatoria, que significa que el producto cumple con las normas de seguridad de la Comunidad Europea.

– Los juguetes que puedan resultar peligrosos para niños menores de tres años deben llevar una advertencia, como la inscripción No es
conveniente para niños menores de treinta y seis meses (o 3 años) o el símbolo de limitación 0-3. 

– La edad a la que va dirigido el juguete, así como las recomendaciones educativas, son informaciones optativas que el fabricante no está obligado a facilitar, pero que se utilizan habitualmente para orientar al consumidor. Sin embargo, en algunos casos resultará necesario especificar la edad mínima a fin de evitar determinados riesgos.

Los cantos deben ser redondeados para no causar heridas y otros daños físicos.

Deben estar hechos de un material resistente a los golpes, sólido, estable, indeformable, lavable no inflamable y atóxico (la seguridad debe estar garantizada también para el contacto con la piel, los ojos y las mucosas).

– El envase o el embalaje no deben comportar ningún peligro.

Enchufe de seguridad. Los juguetes que utilizan corriente eléctrica deben tener un enchufe de seguridad.

– Los juguetes que tienen pelo han de estar fabricados con materiales ignífugos.

 

Cuando hay problemas
Puede ser que el juguete que hemos comprado sea defectuoso o inseguro, o que incumpla nuestras expectativas derivadas de una incorrecta publicidad, información o etiquetado del producto.
Ante cualquier problema, lo mejor es que intentemos previamente solucionarlo en el punto de venta. El ticket de compra, el juguete y su envase, son imprescindibles para efectuar cualquier tipo de reclamación, así como cualquier otra documentación que pueda fundamentar nuestras quejas: folletos, instrucciones, etc.
Si la solución en el punto de venta resulta imposible, podemos acudir a las OMIC (oficinas municipales de información al consumidor), a los organismos autonómicos de consumo y a las asociaciones de consumidores, a fin de que nos orienten adecuadamente sobre nuestros derechos.
Un procedimiento ágil y accesible, sin apenas formalidades, es el arbitraje de consumo. Cuando el asunto lo requiera, podemos plantear nuestro problema ante los tribunales de justicia.

Más información sobre juguetes:

  • www.ludomecum.com: una completísima base de datos de más de 700 juguetes, en la que se busca en función de la edad del niño y del tipo de juguete.
  • www.guiadeljuguete.com: guía de Juegos y Juguetes del Instituto Tecnológico del Producto Infantil y de Ocio, además también existe en versión aplicación para encontrar el juguete perfecto.

 

Fuentes consultadas:

http://www.webconsultas.com

Mibebeyyo

 

 

 

 

Publicada en

Juguetes recomendados para bebés de 0 a 12 meses.

Tenemos las Navidades a la vuelta de la esquina y llega la época de comprar regalos y juguetes. Un buen juguete puede estimular y fomentar el desarrollo de lo más pequeños y deben acompañar cada etapa de crecimiento contribuyendo al desarrollo integral del niño, tanto cognitivo como emocional, por eso es importante saber elegir adecuadamente. 

Bebé de 0 a 3 meses:

En estos primeros meses, cuando aún no son capaces de agarrar o permanecer sentados, son las cosas que pueda mirar y escuchar, aunque intentan tocar los juguetes que cuelgan de móviles de cuna o hamacas.

Al principio, el bebé ve borroso y se fija en objetos que estén aproximadamente a una distancia de 20 a 35 cm de sus ojos.

A esta edad le atraen los diseños con grandes contrastes y los colores brillantes porque son los que mejor ve. Ya ha aprendido a apreciar los sonidos y la música suave. Los objetos que se mueven lentamente y producen un sonido suave le resultan mucho más interesantes que los que están fijos y en silencio.

 

Los móviles pueden agregar una nueva dimensión a la visión horizontal del mundo que tiene el bebé. Los que más les atraen son los que tienen  grandes contrastes de colores y diseños. A los bebés normalmente les gustan especialmente los juguetes con música.

Bebés de 3 a 6 meses:

A medida que van creciendo empiezan a distinguir formas y colores, entre los que prefieren los más brillantes, y les gustan los juguetes blanditos para poder tocar, chupar y morder. En cuanto son capaces de coger cosas se lo llevan todo a la boca, la cual les sirve para reconocer los objetos.

En esta edad es bueno jugar con el bebé con sonajeros que emitan algún sonido o que sean de plástico o tela para que los pueda tocar y chupar.

Aumenta notablemente su capacidad visual, comienza a vocalizar, es el momento de mostrarle su propia imagen en el espejo, le divertirá mucho.

Hay que tener especial cuidado con los juguetes que se les compra. Siempre aseguraros que son adecuados para bebés pequeños y que no contienen piezas pequeñas ni presentan riesgo de asfixia.

En esta etapa no se dan cuenta de que están mirándose a sí mismos, los bebés quedan fascinados al ver reflejada su imagen.

Bebés de 6 a 12 meses:

El bebé ya es capaz de sentarse solito, parlotea y ya puede coger solo la cuchara, ya que su destreza manual se ha desarrollado bastante.

Para poder seguir estimulando estas habilidades del bebé y fomentándolas, podemos jugar con ellos con cubos de plástico de distintos colores para apilar, pelotas o formas que rueden, espejos y juguetes para el baño, juguetes con botones para apretar, los teléfonos de juguete, juguetes que estimulen el gateo, juguetes de encastre simple o bloques blanditos. También cualquier tipo de juguete que haga ruido al tirarlo al suelod, el bebé aprenderá a girarse, descubrirá la sensación de morder (ya que por esta época le saldrán sus primero dientes), le empiezan a llamar la atención la diversidad de sonidos y músicas, ya es capaz de soltar un objeto para coger otro por sí mismo y le gusta dejar caer los juguetes.

Durante el último trimestre de su primer año de vida, el bebé comenzará a gatear hacia delante, y a intentar ponerse de pie apoyado en algún sitio.  Para esta etapa, son perfectas las mesas didácticas con un montón de actividades que estimulan al bebé con botones, manecillas, luces y sonidos. En el último trimestre intentan ponerse de pie, los correpasillos les ayudan a mantener el equilibrio y les sirven de apoyo en esta etapa.

Además, ya va comprendiendo conceptos sencillos como dentro y fuera, les encanta jugar a meter y sacar cosas, aprenden s despedirse, les gusta jugar a la pelota y ya son capaces de devolverla, va perfeccionando el lenguaje hablado.

 

Publicada en

¿Juguetes de madera o juguetes de plástico?

Tenemos las navidades a la vuelta de la esquina y en nuestros buzones empezamos a encontrar cada vez más catálogos de juguetes. Con ello, nos toca planificar los regalos para los pequeños de la casa y no queremos fallar.

En los catálogos cada vez viene más detallada la información de cada producto: dónde está fabricado, en qué material, pilas incluidas o no, precio, edades recomendadas. Si observamos los catálogos y estanterías de las jugueterías, veremos que la oferta de juguetes  de plástico es mucho mayor que la de juguetes de madera.

Los juguetes madera, a primera vista, son menos llamativos y los acabados son distintos a los de plástico. Pero tienen una textura mucho más amable y suave.

Ventajas de los juguetes de madera

1.  Poseen una estructura diferente a los convencionales juguetes de plástico y por esa razón estimulan de una forma natural los sentidos de los niños. El sentido del tacto es primordial para entender las ventajas de los juguetes de madera, la madera al ser un elemento vivo posee más posibilidades de estimulación al texto que cualquier tipo de juguete realizado en plástico. Además dota a las habitaciones de los niños un toque de naturaleza que no dan los otros juguetes. También es importante el sentido del olfato, la madera tiene un olor característico que estimula mucho más  a los niños, además son mucho más cálidos que los juguetes de plástico.
2.    La simplicidad del diseño de estos juguetes es muy importante, en contra de lo que pueda parecer los juguetes cuanto más simples más estimulan la creatividad natural del niño tal y como afirman padres y pedagogos. Por lo tanto el valor educativo se fomenta con este tipo de diseños en contra de esos grandes juguetes con  diseños grandilocuentes.
3.    Los juguetes de madera presentan menos riesgos de lesión que los de plástico y al ser de un material muy resistente, las bacterias no pueden reproducirse con tanta facilidad. Además esa resistencia les hace ser mucho más duraderos, aparte de la apariencia única que proporciona las vetas de la madera.
4.    Una de las contraprestaciones suele ser que los juguetes de madera son más caros que los juguetes de plástico, pero es cierto y comprobado que los niños juegan mucho más con este tipo de juguetes y su atención se prolonga más en el tiempo que con los de plástico. Además pueden perdurar de generación en generación por la resistencia de los mismos. Por estas razones comprar un juguete de madera es una inversión acertada.
5.    En materia medioambiental encontramos otro de los argumentos más importantes para elegir juguetes de madera. Estos juguetes están construidos con un material natural y renovable y no con recursos esquilmables y no renovables como el petróleo, a los cuales se les añaden plastificantes y otros elementos muy dañinos a largo plazo.

A continuación os mostramos algunos ejemplos:

Fuente: sientemecrianza.com