Publicada en

Consejos para bañar al bebé

Hoy en Dilin-Dalan queremos compartir unos consejos para bañar al bebé.

En nuestro entorno es práctica común bañar a un bebé a diario y muchos padres y madres usan el baño como parte de su rutina nocturna diaria porque tranquiliza al bebé, no obstante, es necesario afrontarlo con las debidas precauciones.

Lo recomendable es bañar al bebe dos o tres veces por semana, si limpias bien a tu bebé durante los cambios de pañal, es suficiente.

De todas formas no hay inconveniente con el baño diario, siempre que usemos un jabón especial para bebés que no le irrite la piel. Hay que tener cuidado ya que el baño diario puede resecar su piel. Puede ser una buena idea bañarlo solamente con agua.

Se puede empezar a bañar al pequeño a partir del momento en que el ombligo ha cicatrizado por completo, después de la caída del muñón umbilical (para la mayoría de los bebés, esto sucede en las tres primeras semanas de vida).

baby-bath-time

Consejos

  • Puedes darle un baño de esponja a tu bebé en una tina, una bañera de plástico o en el lavabo.
  • Hay que llenar la bañera con 5 o 7 centímetros de agua templada, pero no caliente, a una temperatura aproximada de 32 grados centígrados.
  • No hay que dejar al niño solo ni un momento, por lo que habremos de dejarlo todo a mano para no tener que salir del baño. Toalla o capa, jabón específico, esponja, pañal limpio, crema para el culete y cambio de ropa.
  • Al principio, hay que darle baños cortos. Si el bebé parece no estar contento en el agua, hay que continuar con los baños de esponja hasta que esté listo. Con el tiempo, disfrutará pasar más tiempo jugando y chapoteando en el agua.
  • El bebé debe introducirse en la bañera mediante movimientos seguros, sumergiéndole en el agua de forma gradual. Hay que sujetar al pequeño firmemente; la espalda y la cabeza se deben apoyar en el antebrazo izquierdo de la madre o padre, que al mismo tiempo le sujetará el brazo y el hombro con la mano. Así, se le podrá lavar fácilmente.
  • Hay que lavar primero la cara y el pelo del bebé, después su cuerpo y al final sus pompis. Esto asegura que el agua y la toallita que se usaron para la cara no tengan gérmenes de secreciones. Pero si el bebé está incómodo cuando le lavamos su cara y pelo, hay que considerar lavarlos al final con una toalla limpia y húmeda.
  • Una vez que esté totalmente limpio y bien aclarado, hay que levantar al bebé con suavidad y arroparlo con una toalla.
  • Hay que secar muy bien todo el cuerpo del bebé, especialmente entre los pliegues, sin frotar, preferiblemente con toallas de algodón.
  • Después de secarle, podemos aplicarle una crema hidratante o utilizar un poco de talco líquido, vertiendo primero una pequeña cantidad en la palma de la mano, para después masajearle suavemente la piel.

 

 

 

 

 

 

Publicada en

Productos prácticos para el cuidado del bebé

Cuando tenemos que hacer un regalo a un recién nacido nos pasamos muchos días dando vueltas por miles de webs buscando un regalo original. Cada día es más fácil encontrar productos prácticos para el cuidado del bebé, productos que le hagan la vida más fácil a los nuevos papis.

En Dilin-Dalan hemos preparado una recopilación de productos para que encontréis el regalo perfecto.

– Espejo retrovisor para asiento trasero del coche. Da mucha tranquilidad poder conducir y ver al bebé. Se fija perfectamente al asiento, el espejo es bastante grande y además lleva un marco amarillo para que nuestro ojo lo encuentre rápidamente, algo que parece tontería pero cuando estas conduciendo no lo es.

image

- Portapañales,  es ideal para organizar la higiene del bebé, de forma fácil y al alcance de las manos ya que cuelga cómodamente de la cuna. Esta que mostramos aquí la podéis encontrar en Ikea.

0247330_PE386125_S5

– Neceser, de Babymoov. Completo neceser para los cuidados básicos del bebé. Cuenta con 9 accesorios básicos para el día a día: un termómetro digital con bulbo flexible, un aspirador nasal de bebés por aspiración bucal, par de tijeras de punta redondeada, cortauñas, lima, termómetro de baño, cepillo suave, un masajeador para las encías y un anillo mordedor refrigerable. De 30 € (online) a 40 € (tienda). En babymoov.es

neceser-completo-para-bebes

– Biberón B.Box, un biberón con dispensador , higiénico y práctico que te evitará ir cargando con el bote de leche en polvo gracias a su cápsula de almacenaje donde colocas la leche para que sólo tengas que apretar un botón y el biberón esté listo, además incorpora una tetina anti-cólicos.

topbebe1

Red de almacenaje en cambiador o cuna. Perfecta para colocar colgando del cambiador y meter en ella, pijamas, ropa de cambio, etc. La podéis encontrar aquí.

IMG_20160309_111728_-1918472101

– Visera para el baño. Para bebés que no quieran bañarse. El baño a veces suele ser un evento traumático para los bebés, champú y agua en los ojos y nariz, no son de sus cosas preferidas. También a la venta en nuestra tienda online.

20160315_110430

Baby Dam. Este sencillo dispositivo, te hará llenar de agua solo el espacio necesario para bañar a tu hijo en tu tina/bañera.

Babydam presa de bañera ideal gemelos 6

Bib’Expresso de Béaba, para preparar biberones de una manera rápida y segura. En este pequeño electrodoméstico podrás preparar un biberón con solo una mano y en pocos segundos. La temperatura lograda siempre será de 37ºC, por lo que es seguro para el bebé. Está disponible en varios colores y puede comprarse desde 79,95€ en yoshito.es.

bib_expresso_preparar_biberones.1qq9vp0omfb40s84gwwcggss4.bc67xig3hwgk4kog4so80ssks.th

Pinzas sujeta manta. Dos clips con los que conseguimos que la manta vaya sujeta a la sillita de paseo sin preocuparnos de que se caiga o los bebés la tiren y perderla. A la venta en Dilin-Dalan.

20160131_204228

Escurridor para biberones.  Los escurridores para biberones son unos escurridores de pequeño tamaño especialmente pensados para el primer menaje de los niños como son biberones y tetinas pero también chupetes, cubiertos y demás accesorios para su alimentación. El de la foto es Grass de Boon.

escurrebiberones-boon2

Cinta anti pérdida de juguetes. Son unas cintas de tela con corchetes en varias posiciones para ajustarse a la barra de la sillita y a la medida del juguete. Evitan que los bebés lancen o suelten los juguetes cuando van de paseo y se pierdan. También sirven para que el niño o niña utilice el juguete cuando quiera. Podéis comprarla en nuestra tienda online.

20160130_212512

Calienta biberones BIB BAIN MARIE BEABA. Es muy útil, sirve para la casa y el coche.

bib-bain-marie-gipsy-beaba-calienta-biberon-casa-coche

 

¡ Esperamos que os hayan gustado!

Publicada en

¿Cuando podemos comenzar a sentar a nuestro bebé?

Muchas veces nos preguntamos cuando podemos empezar a sentar a nuestro bebé o llevarlo sentado en su silla de paseo. Cada niño es un mundo y la naturaleza no ha establecido una regla de desarrollo de los niños. Probablemente empezará a sentarse por sí solo entre los 4 y 7 meses. A los 8 meses, la mayoría de los bebés pueden sentarse bien sin apoyo durante varios minutos. (Incluso los bebés que dominan la posición de sentados acaban desplomándose, normalmente porque pierden interés en mantenerse erguidos).

No es bueno que un bebé se siente demasiado pronto porque se puede dañar la espalda. Los bebés tienen poca fuerza en la espalda y los huesos están unidos por ligamentos muy flexibles, un bebé sentado puede adoptar posturas en las que la espalda sufra sobrecargas y que eso acabe generando un daño con secuelas posteriores.

Es cierto que puedes poner y sujetar a tu bebé en posición sentada casi desde el primer día. Pero no se sentará de verdad y por sí mismo hasta que adquiera control de la cabeza.

Consejos para sentar al bebé 

Cuando el bebé llega a la edad comprendida entre los 6 y los 12 meses, además de en su hamaquita, con el respaldo cada vez más elevado, ahora ya podemos sentarle en una esquina del sofá o de su cuna, pero ojo, no entre cojines, sino en un asiento ergonómico que se adapte a su espalda y le mantenga correctamente sentado y estable. Aun así, de momento no debemos dejarle solo ni un segundo porque es fácil que pierda el equilibrio y se caiga o se asuste.

Los pediatras y traumatólogos infantiles desaconsejan utilizar almohadas y cojines mullidos como apoyo, además de por seguridad, porque le obligan a adoptar posturas forzadas que pueden ser nocivas para su espalda.

También advierten que nunca hay que obligar al pequeño a mantenerse sentado si es evidente que no está a gusto o le vemos con ganas de tumbarse.

Bouncy-Cradle

 

 

Una señal que le permitirá darse cuenta de si su bebé está listo, es cuando él pueda mantener la cabeza erguida. La mayoría de los bebés se sientan después de los cuatro meses y a los ocho, ya logran hacerlo sin apoyo de los cojines.

 

Una actitud muy acertada es ayudarle a fortalecer los músculos de su cuello, espalda y brazos. Para esto, cuando el pequeño esté acostado, desde arriba ofrézcale un objeto que llame su atención, de esta manera él o ella intentará levantar su cabeza y sus brazos para alcanzarlo.

Enlace de interés:

Sentar al bebé

 

Publicada en

¿Qué es la dermatitis de pañal?

La dermatitis es un problema cutáneo que se desarrolla en el área por debajo del pañal y es común en bebés de entre 4 y 15 meses de edad.

Normalmente se nota más cuando los bebés empiezan a comer alimentos sólidos.

Se manifiesta por inflamación e irritación de la zona que está en contacto con el pañal y, por consiguiente, con la orina, las heces, y otras sustancias como perfumes o los plásticos del pañal. La afección se ve además favorecida por las especiales características de fricción, humedad y maceración de la zona.

Para evitar esos trastornos, hay que retirar el pañal enseguida; lavar la zona en cada cambio, a ser posible con una esponja y agua y jabón neutro, siempre desde delante hacia atrás; secarla bien y dejar al bebé un rato sin pañal para que la piel se airee.

Cuándo acudir al médico

Con un poco de cuidado y dedicación, la mayoría de los casos de dermatitis de pañal se solucionan en tres o cuatro días sin la ayuda del doctor.  Se debe llamar al doctor si la piel parece haberse infectado (tiene ampollas, granitos de pus, áreas con secreción amarillenta, o heridas abiertas).

Es posible que el pediatra le recete un antibiótico oral.

Como evitar la dermatitis de pañal

Se recomienda aplicar al bebé una pequeña cantidad de pomada para el culito, no es necesario ponerla en cada cambio de pañal, basta con hacerlo solo después de cada deposición.

Existen muchas cremas y pomadas para este uso, las que llevan caléndula resultan muy útiles porque actúan como barrera protectora contra la humedad y alivian las erupciones leves, si las hay.

En Dilin-Dalan hemos hecho una pequeña selección:

Leti laboratorios – Leti at4 pasta al agua piel atópica (75g), su precio es de unos 6€.

 

 

Nutraisdin nappy crema protectora 250ml. Está especialmente concebida para dar respuesta a las necesidades de protección y alivio de la delicada piel del área del pañal.

Mitosyl® pasta lassar 45g. Crema para las irritaciones del pañal, su precio es de entre 4 y 5€.

 

 

Weleda Crema Pañal Bebe De Calendula (75 Ml ). Su precio ronda entre los 6 y 9€.

Previene eficazmente la irritación en la piel de la zona del pañal. Protege y cuida de forma natural la delicada epidermis del bebé. El óxido de zinc tiene propiedades aislantes y absorbentes. La cera de abeja refuerza esta acción formando una fina capa protectora que no obstruye los poros. Consejos de utilización: Se utiliza diariamente antes de cada cambio pañal de forma preventiva.

 

 

 

Lutsine eryplast pasta al agua 200 gr. Prevención y tratamiento de la dermatitis del pañal. Su precio es de 11,50€.

Y a vosotros y vostras, ¿Cuáles son las que más os han funcionado con vuestros bebés?

 

 

Enlaces de interés:

Dermatitis de pañal

Cómo tratar la dermatitis de pañal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicada en

¿Qué cochecito elijo para mi bebé?

¿Qué cochecito elijo para mi bebé?,  es una gran pregunta. El coche del bebé es una de las primeras compras de los futuros padres. Como en todo lo que afecta a los niños, existe una cantidad inagotable de modelos, opciones y precios.  y es una decisión en la que deben influir varios factores. En Dilin-Dalan os ayudaremos a elegirlo.

A la hora de elegir hemos de tener en cuenta:

  • Peso: el peso de la silla.
  • Peso que soporta: es fundamental para saber hasta cuándo podremos utilizar la silla con nuestro hijo y qué papel nos va a hacer la silla en el crecimiento de nuestro hijo.
  • Maniobrabilidad: hemos estudiado aquí diferentes facetas de la silla como el manillar, la calidad de las ruedas, el número de ruedas, el freno, la rotación de las ruedas delanteras y la facilidad de manejo con una sola mano.
  • Diseño: cada vez evolucionan más las sillas de paseo. Hemos valorado la estética y la capacidad de adaptarse y de evolucionar de los diseños.
  • Calidad-precio: hemos  de estudiar el precio que tiene la silla y la calidad que ofrece.
  • Nuestro presupuesto.
  • Función: si la utilizaremos para pasear por la ciudad, por la montaña, para ir a correr…
  • Seguridad: resulta muy cómodo un cinturón cuyos anclajes sean fáciles y rápidos de abrir y una barra de seguridad que quede bien anclada para que ante un bache el peque no se caiga de la silla.
Diseñado por el húngaro Árpád Takács

Los cochecitos se renuevan año a año, buscando ante todo diseño y funcionalidad.

Para el recién nacido es interesante tener en cuenta los llamados “trío”. Consisten en un solo producto que incluye, además del carrito, un portabebés homologado para el coche y un capazo. Su versatilidad es innegable, pero resultan algo pesados y tal vez no es necesario comprar un 3 en 1 si ya tienes un portabebés para el coche.

Enlaces de interés:

Cómo elegir un cochecito de bebé

Carritos de bebé ¿Cuál elegir?

 

¡Esperamos que os sirva de ayuda!

 

 

 

 

 

Publicada en

Cómo estimular el desarrollo del bebé

El cerebro del bebé es una esponja. Para aprender solo necesita que le ofrezcamos la posibilidad de experimentar y por eso, en Dilin-Dalan  os vamos a guiar un poco para ayudar a estimular el desarrollo del bebé.

Si bien no hay que esperar mucha interacción con un recién nacido, hay muchas cosas divertidas que se pueden hacer juntos. Desde el primer día, el bebé está interesado en lo que sucede a su alrededor. Dentro de su cabeza, hacen conexiones y la información está siendo procesada y clasificada.
Hay que tener en cuenta que cada niño es único y diferente, y es algo que debemos tener muy en cuenta a la hora de estimularle. El bebé deberá vivir libremente esta experiencia y no como una obligación.

Jamás se deberá forzar al niño a que haga alguna actividad para la que él no esté preparado ni suficientemente estimulado.

El bebé debe sentirse libre y motivado para mantener siempre una buena autoestima durante todo el proceso de aprendizaje.

 

Estimular al bebé de 0 – 6 meses. 

En esta etapa la clave es captar sus sentidos: el tacto, la vista, el olfato y el oído. Hacia el final de su primer trimestre de vida, podrá extender los brazos, tratar de agarrar objetos y quedará fascinado por los sonidos, los olores y las formas.

  • Música y baile. Coloca música suave y con tu bebé en brazos baila siguiendo el ritmo de la melodía. Más adelante notarás que los movimientos exagerados y graciosos divierten a los bebés.
  • Con elementos de la casa. Las primeras etapas de juego con tu bebé consistirán principalmente en mostrarle elementos, cuanto más coloridos mejor y si hacen algún sonido mucho mejor.
  • Leer. No esperes que tu bebé “entienda” los libros a esta edad. Pero le interesará escuchar tu voz con diferentes tonalidades. Más adelante se sentirá atraído por ver las imágenes del cuento.
  • Telas y texturas. Despliega sobre su cara, manos y pies, las telas suaves o sedosas. En unos pocos meses, tu pequeño querrá poner sus manos sobre cualquier cosas que llame su atención. Pero por ahora, seguramente se conforme sólo con contemplarlas maravillado.
  • Móvil casero. Ata o pega con cinta adhesiva en una cuchara de madera algunos recortes de tela, lana u otro tipo de cintas que llamen la atención y muévelos delicadamente por encima y por delante de la cara de tu bebé.
  • Cantar. Aprende algunas canciones infantiles pegadizas y canta a todo volumen. No importa si afinas y si llevas el ritmo, a esa altura, a tu bebé le gustará cualquier cosa que hagas.
Estimular el desarrollo del bebé
Imaginarium experience

 

Aprender a hablar

Algunos consejos que puedes seguir para conseguir que hable mejor:

  • Hablar con el niño a menudo, ya desde sus primeras semanas de vida, empleando frases afectuosas y nombrando los objetos que utilizas para cuidarle.
  • Anímale a expresarse, aunque sea a base de balbuceos. Deja que grite de alegría y que pronuncie las sílabas que, a partir del sexto mes, emite como respuesta cuando oye tu voz. Estimúlale hablándole y animándole a responderte.
  • Emplea un lenguaje sencillo y claro, evitando los términos inventados y mal pronunciados (como guauguau, en lugar de perrito; chicha para la carne u otros…). Debes enseñar al niño a hablar un lenguaje correcto.
  • Ayuda al niño a pronunciar bien las palabras. Repite de manera correcta las palabras y expresiones que pronuncie mal, pero procurando no humillarle ni burlarte de su error.
  • Lee al niño cada día un cuento o cántale una canción.

Aprender a caminar

  • Estimular todos los intentos de mantenerse de pie y caminar:Deja al bebé apoyado en una cama o una silla firme y llámalo de desde más lejos mostrándole su juguete favorito.  A medida que va dando pasos incentívalo y apláudelo.
  • Aprender a ponerse de pie sin apoyos: Coloca a tu lado un banco o una caja de unos 20 cm de altura y coloca un juguete encima de él.  Una vez que ha gateado hacia el banco, aprenderá a apoyarse en él arrodillándose inicialmente y luego se pondrá de pie para alcanzar el juguete que le ofreces.
  • Una buena idea es enseñar al niño que abra cajones.

No hay que forzarlo nunca, ya que cada persona tiene su ritmo y tampoco debemos compararlo con los demás.

 

 

Consejos de estimulación temprana de los bebés

1. Respetar el tiempo de respuesta del bebé. Elige un momento tranquilo para jugar con él. Evita jugar cuando notes que él está cansado y sobrecargarlo de tareas y de estímulos.
2. Elije objetos agradables al tacto, al oído, al paladar, y que sean, claro, seguros.
3. Los juegos deben ir acompañados por canciones, palabras y sonrisas. De cariño y dulzura, también.
4. El juego tiene que ser algo placentero, para los dos.
5. Aprovecha el momento del baño para dar un masaje.
6. Usa la música mientras en el coche o en casa.
7. Enséñale libros. Si es un bebé, hay libros de tela, de plástico, con olores y distintas texturas.
8. Cuenta cuentos antes de dormir.

 

Enlacess de interés:

Estimula el desarrollo de tu bebé

Juegos para estimular a tu bebé

 

 

Fuente:

www.guiainfantil.com

 

Publicada en

¿Cuánto abrigar a un bebé?

Ha llegado el frío, y con el, la gran duda de si nuestro bebé está lo suficientemente abrigado.

Lo primero que debemos saber es que los bebés, sobre todo los recién nacidos, no regulan bien su temperatura corporal y es cierto que los bebés se enfrían, sobre todo cuando son recién nacidos.

En invierno, cuando las temperaturas son más extremas, debemos tener especial cuidado en abrigarles bien, pero abrigar demasiado al bebé puede resultar tan peligroso como abrigarlo demasiado poco, el bebé debe llevar la misma ropa que tú. Pero, ¿Cómo saber si nuestro pequeño está bien abrigado?

Bebe abrigado
Imagen: maternidadfacil.com

 

No basta con tocar las manos o pies del bebé para saber si está bien abrigado

La mayoría de los bebés suele tener las manos y los pies fríos, puesto que su circulación sanguínea todavía no está plenamente desarrollada. Esto no significa necesariamente que el bebé tenga frío.

La mejor manera de averiguar si necesita más abrigo es tocándole las piernas, los brazos o el cuello. La pérdida de color en las mejillas también puede indicar que el bebé está pasando frío.

Contrariamente a lo que se cree, no se debe abrigar en exceso a los bebés, pues su cuerpo puede perder la capacidad de adaptación a los cambios de temperatura y resfriarse con mayor facilidad.

En lugar de una sola prenda de mucho abrigo, conviene vestirle con varias prendas de menor grosor, ya que entre ellas se formarán capas aislantes y el bebé se sentirá más arropado. De este modo, si la temperatura sube, se le podrá quitar una de las prendas sin tener que cambiarle toda la ropa.

Cuando hace calor, es preferible vestir al bebé con prendas de algodón que compensan las variaciones de temperatura. Una ranita de manga corta resulta suficiente.

El exceso de calor puede hacer que el bebé tenga la cabeza sudorosa o que se le note apático y abatido. En ese caso, conviene llevarle a una habitación fresca, quitarle la ropa, darle aire con un abanico y hacerle tomar mucho líquido. Si, aun así, no reacciona, es imprescindible consultar con el pediatra antes de tomar cualquier otra medida.

 

Fuente: www.elbebe.com

 

Enlaces interesantes:

Cuanto abrigar a un bebé

http://matronaonline.net/cuanto-abrigar-a-un-recien-nacido/

 

 

 

Publicada en

Beneficios del colecho

Cada vez oímos y leemos más sobre el colecho, es decir, dormir todos en la misma habitación, padres y bebé (e incluso otro hijo pequeño). Se puede hacer desde dormir en la misma cama, como tener una cuna especialmente diseñada para ir adosada a la cama familiar, o bien usar una cuna convencional sin uno de los lados y adosarla a la cama donde duermen los padres. Muchas veces, en lugar de una cuna se pone otra cama individual adosada a la cama mayor.

En culturas muy distintas y desde tiempos muy antiguos, los padres duermen con sus bebés normalmente. Esto nos indica que el colecho es un hábito que ha permitido a la especie humana perpetuarse, por lo tanto no es perjudicial. Simplemente, las tendencias culturales de cada sociedad van estipulando cómo deben hacerse determinadas cosas, pero esto no indica que lo que estipulen sea lo mejor. Es solamente en los últimos 150 años, con la llegada de casas con varias habitaciones, que se separa a los bebés para que duerman lejos de sus padres. Durante cientos de años, las madres amamantaban a sus bebés durante la noche, casi sin despertarse. Los bebés recibían protección, afirmación emocional, “lecciones de como respirar”, calor y leche materna.

Las ventajas del colecho

El colecho les da a la madre y a su bebé la oportunidad de sentirse cerca uno del otro lo cual ayuda a establecer un vínculo entre ellos. Se dice que ayuda a crear una relación más fuerte entre la madre y el niño.

El contacto físico también ayuda a regular la temperatura del bebé, la respiración y otras funciones vitales. Estos bebés son más fáciles de despertar, tienen menos episodios de apnea y los padres pueden reconocer si el bebé está enfermo con más facilidad debido a su proximidad.

El colecho puede promover a largo plazo la salud emocional del bebé. Estudios han demostrado que los niños que duermen o han dormido con sus padres son más felices, menos ansiosos, tienen mayor autoestima, son menos propensos a tener miedo a dormir, tienen menos problemas de conducta, tienden a sentirse más cómodos con la intimidad y son generalmente más independientes como adultos. Sin embargo, los padres deben darse cuenta de que la forma en la que duerme el bebé (ya sea en cama de los padres, en una cuna en el dormitorio de sus padres o en su propio dormitorio) por sí sola no define la personalidad de su bebé.

Las madres que amamantan duermen más cuando comparten su cama con sus bebés porque, por lo general, el bebé se agarra al pecho sin molestar a la madre. También, las madres y los bebés que comparten la cama sincronizan sus patrones de sueño haciendo que la madre sienta que ha tenido un mejor descanso nocturno, a pesar de despertarse más a menudo.

Los bebés que duermen con su madre amamantan con más frecuencia y durante períodos más largos de tiempo que los que duermen solos, porque la leche está siempre disponible y pueden “servirse a sí mismos”. Esto también resulta en que los bebés despiertan con menos frecuencia y también es bueno para la mamá, ya que estimula la producción de su leche (más probabilidad de una lactancia materna exitosa).

Algunos estudios han demostrado que el colecho estimula el crecimiento del bebé, el desarrollo del cerebro y del corazón y mejora su sistema inmune.

 

Para que el colecho sea una práctica positiva, debe haberse decidido libremente y de mutuo acuerdo por parte de los padres. Si se utiliza como último recurso para que el niño duerma, en contra de la voluntad y las creencias del adulto, probablemente no reporte beneficio alguno, si no todo lo contrario.
Si se acepta al niño en la cama de los padres después de haber peleado porque el niño duerma solo, culpabilizando y regañando al niño porque no quiere dormir solo, el colecho deja de ser una práctica agradable y se convierte en una guerra familiar que no es buena ni para el niño ni para sus padres.
El colecho debe practicarse de manera natural y todos los que lo practican deben estar de acuerdo en que es así como quieren descansar.
Fuente: guiadelactanciamaterna.wordpress.com

 

 

 

Publicada en

Chupete, ¿Si o no?

La decisión de dar el chupete a nuestros hijos es otra de esas decisiones personales que hay que respetar sea cual sea la decisión que tomemos, utilizar o no el chupete es una cuestión muy debatida. Hay mucha información distinta al respecto y en Dilin-Dalan os vamos a intentar ayudar con esta decisión.

Lo primero que hemos de decir es que cada niño es un mundo: puede que estemos decididos a usarlo y el bebé no lo quiera, como puede que al final nos demos cuenta de que es una herramienta muy práctica para calmarlo.Como en tantas cosas en la crianza, el usar o no chupete tiene sus ventajas y desventajas.

Según el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría lo aconsejable es evitar el chupete durante los primeros días de vida y hasta cuando la lactancia materna está bien establecida (generalmente a partir del mes), edad en la que comienza el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante, ya que al parecer su uso puede evitarlo. En un estudio realizado por la American Academy of Pediatrics, comprobaron que el chupete estimula el desarrollo de los caminos neuronales que controlan la potencia de las vías respiratorias superiores, pudiendo reducir hasta un 90% el riesgo de muerte súbita en los bebés. Esta insuficiencia respiratoria es la que explica la causa del síndrome de la muerte súbita.

Otra de las ventajas es que ayuda a calmar al bebé. La sensación que reciben los bebés cuando están mamando es de tranquilidad y seguridad. El uso del chupete satisface este reflejo de succión, calmando y reconfortando al bebé cuando está nervioso o cuando ninguna otra cosa parece funcionar.
Se recomienda especialmente el uso del chupete en niños que padecen los molestos cólicos. Su uso tranquiliza al bebé pero, ¡ojo! también se cree que lejos de aliviar los cólicos, estrechamente relacionados con la producción de gas en el intestino, el chupete puede favorecer que el bebé trague más aire.

Pero no todo van a ser ventajas,  La Dra. María Ruesgas, odontopediatra, advierte que “los hábitos de succión no nutritiva como el chupete y el pulgar se han relacionado con una comprensión del maxilar y deformaciones del paladar”, que en ocasiones se corrigen en cuanto se suspende el uso del chupete. Sin embargo “puede provocar problemas más serios y visibles en la carita del niño como maloclusiones dentarias permanentes y protrusión de los dientes anteriores si su uso se prolonga más allá de los 2 años”, lo que le obligará a utilizar ortodoncia.

Otra de las desventajas es la interferencia con la lactancia materna. La succión del chupete es diferente a la del pezón, por lo que el uso de chupete podría dificultar el aprendizaje de la técnica de la lactancia materna. El bebé satisface así parte de sus necesidades de succión con métodos no nutritivos y no estimula durante suficiente tiempo el pezón materno, con lo que deja de producir leche.

Otro incoveniente que tiene que ver con la lactancia es que aunque en el mercado existan varios tamaños y tipos de tetinas,  está claro que por mucho que se intente, ni la textura ni la forma serán idénticas y esto puede hacer que el bebé cambie la forma de succionar.

¿Vosotros lo habéis utilizado con vuestros hijos?. ¿Qué opinais sobre su uso?

¡Nos encantaría saber vuestres experencias para poder ayudar a otros padres y madres!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicada en

¿ Qué es el método “piel con piel”?

El método piel con piel, también conocido como el método canguro se basa en el contacto del bebé recién nacido con sus progenitores, lactancia materna a demanda y proveer de los cuidados que necesiten madre y bebé. Un niño sano necesitará tan solo el contacto con su madre y su alimento. Si el bebé es prematuro o de bajo peso o sufre alguna dolencia, el contacto piel con piel será la base de los cuidados médicos que se le deba proporcionar.

Se ha demostrado que el contacto piel con piel proporciona los siguientes beneficios:

  • Calma y relaja tanto a la madre como al bebé.
  • Regula la frecuencia cardíaca y la respiración del bebé.
  • Estimula la digestión del bebé.
  • Regula la temperatura del bebé.
  • Permite la colonización de la piel del bebé con las bacterias beneficiosas de la madre, lo que proporciona protección contra infecciones.
  • Estimula una alimentación temprana.
  • Estimula la liberación de hormonas que ayudan la lactancia materna y la maternidad (prolactina y oxitocina).

Para más información podéis visitar:

www.quenoosseparen.info